Seleccionar página

Cerrajeros económicos
Cuando le colocamos una cerradura a una puerta, solemos elegir en su mayoría una cerradura de pomo, porque es más fácil de colocar y es más económica. Instalar esta cerradura tal vez te resulta difícil, pero el método en realidad es muy fácil, y los pasos son sencillos de comprender.
Para evitar pagar a alguien para que te la coloque, mejor hazlo tú mismo y sigue algunos de los pasos que mencionaremos a continuación. No te compliques y ten mucha paciencia para que todo salga bien.
Herramientas
Taladro.
Broca de 54mm.
Broca de 25mm.
Cinta métrica.
Formón.
Destornillador.
Pasos a seguir
Mide, por el lado exterior de la puerta, para determinar el sitio especifico donde vas a colocar la cerradura. Sería a unos 96cm del borde de la puerta, verticalmente, y a 6 cm hacia adentro.
La intersección de 96×6 será el punto de origen para la perforación del orificio donde se colocará la cerradura.
Mide también, por el borde de la puerta y desde el pie hasta arriba, unos 96cm y haz una marca a esta altura, allí es donde se hará la perforación para él cilindro de la cerradura.
Para realizar la primera perforación, necesitará un taladro con broca de 54mm. Aquí notarás la importancia de haber marcado las medidas que te hemos dicho antes, ya que así coincidirán los agujeros de la cerradura y el cilindro.
Ubica la marca hecha en el borde de la puerta, en ese punto realizarás una segunda perforación con una broca de 25mm.
Coloca la cerradura o el cilindro en esa segunda perforación.
Tendrás que dibujar, en la madera, el contorno del platino que está rodeando el cilindro.
Donde está el área marcada, tendrás que rebajar el grosor del borde con formón.
Después de lo anterior, tienes que colocar el cilindro otra vez, donde probarás si el encaje perforado es perfecto.
Para colocar el pasador en la madera, deberás usar unos tornillos que vienen con la cerradura. Se ajustan al borde de la puerta con ayuda del destornillador.
Con el cilindro ya puesto, coloca la cerradura. Se inicia con la perilla que va por el extremo de la puerta. Se encaja esa pieza con el gatillo del pasador y se introduce a presión.
Por último, coloca la perilla, esta va por la parte interna de la puerta. Se introduce encajándola con la primera perilla, y luego se asegura con los tornillos.
Al finalizar todos estos pasos hay que probar si la cerradura funciona de forma perfecta. Al hacer esto, inmoviliza la puerta con una cuña de goma.
En caso de que te parezca complicado instalar la cerradura de pomo, es recomendable que le pidas ayuda a un amigo para evitarle daños a la puerta. En otro caso, pide ayuda a un profesional, lo que sucede con esto último es que tendrás que dar un pago, y puede que sea algo costoso, dependiendo qué tipo de puerta tenga. Esperamos que no tengas que recurrir a lo último y que puedas realizar la instalación sin mayor problema.

[Total:0    Promedio:0/5]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
PULSE PARA LLAMAR